Los amantes de la ilustración, los libros de diseño, la fotografía y todo lo relacionado con la cultura más visual saben que en el número 7 de la calle Hernán Cortés de Madrid tienen un lugar en el que olvidarse de todo lo que no sea disfrutar viendo libros.Ese era uno de los objetivos de las hermanas Lilo e Ingrid Acebal cuando abrieron Panta Rhei: crear un espacio en el que uno puede llegar a perder la noción del tiempo, buceando entre libros e imágenes.

Además, en Panta Rhei encontrarás una sección infantil muy especial, en la que la parte visual también está especialmente cuidada, y una sala de exposiciones en el sótano en la que siempre encontrarás originales, bocetos y demás obra original de los mejores ilustradores.Como bien dice su propio nombre, “todo fluye” (panta rhei) con facilidad en esta librería. Lo difícil es salir de ella con las manos vacías…